fbpx

InstaStory

InstaStory
octubre 15, 2018
InstaStory
octubre 16, 2018

Tenía 17 años cuando empecé a viajar solo. Me dieron un ticket de Caribe Tours para Polo, Barahona. Me dijeron que cuando llegara a Barahona tomara un vehículo cerca del parque-El vehículo era una camioneta que en la parte trasera estaba descubierta y rodeada de tubos donde uno tenía que agarrarse porque hay que subir para llegar-No noté nada de eso que la gente dice que siente cuando sube a Polo porque estaba preocupadisimo tratando de no caer de ese vehículo como una Guanábana-Recuerdo que me tomé una Frutina en la noche viendo las estrellas en ese lugar tan alto. Parecía como si el cielo tuviese millares de agujeros de luz-Lo que más me parecía curioso de Barahona completo es que está rodeada de agua, las brisas del mar suben montañas altísimas pero las carreteras se secan muy rápido y las calles sin asfalto son muy polvorientas. Recuerdo que veía niños bañarse en un arroyito a orillas de la calzada, seca y árida, ¡cuántos contrastes!-Ahora quiero llevarlos a ustedes a conocer Polo, quiero que vengan conmigo al Festival del Café. Salimos el Sábado 27 de Octubre. ¡Escríbanme si quieren subir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:
//]]>