InstaStory

InstaStory
mayo 15, 2018
InstaStory
mayo 16, 2018

Las Sierras centrales de República Dominicana son secas, naturalmente secas porque es una región semiárida (y es Mayo, el corazón de la Primavera), y están inusualmente secas porque – bueno, no puedo seguir hablando de las razones, mi mano derecha dice que el tema arruina más cenas que la política o la religión, ​​así que asumo que las razones antinaturales incluyen el cambio climático y otros errores humanos.Ese vez era en Neyba, caminábamos hacia las colinas, a través de matorrales y arbustos espinosos, cuando me di cuenta de forma repentina de que estoy escuchando inconscientemente el agua goteante, que asocio con caminar en la naturaleza, pero solo había viento en las ramas secas.En este pueblo es fácil olvidarse de la tierra. De hecho, las casas están construidas sobre ríos de olvido. Aquí afuera, ves cuánto tiempo se mantiene una telaraña antes de que se oxide, así cómo quedan las cáscaras de las matas de limón después de que las raíces están muertas.Cuán dependientes somos del agua que corre debajo de la tierra. Sin ella no tendríamos café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: