InstaStory

InstaStory
mayo 14, 2018
InstaStory
mayo 15, 2018

En este año hemos aprendido tanto de los orígenes de nuestro café. Somos las únicas personas hablando de las riquezas del café dominicano sin emplear esos adjetivos presumidos como el del mejor café. Hablamos de pueblos, como Neyba, donde 98% de los agricultores no aplican fertilizantes químicos en sus fincas. Y aunque las prácticas de conservación de suelo son muy escasas, la acidez del suelo de esa región, ligeramente más acida que otras zonas del sur, ofrece condiciones muy favorables para la producción de café.Si se acortara el camino entre los agricultores y los consumidores, a través de un comercio justo, República Dominicana podría recuperar significativamente su sitial en la producción de café de la región..Eligiendo de forma consciente tu café puedes impactar positivamente en la industria del café dominicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: