InstaStory

InstaStory
agosto 20, 2017
InstaStory
agosto 21, 2017

Antes solía saber que al final todo iba a estar bien. Era como una especie de convicción. Con los años dejé de tener esa visión. O sea, en verdad yo no sé si las cosas estarán bien, o quizá lo sé todavía pero no pienso en eso. Antes lo hacía. Ahora trato de entender esta sensación. Es como si hubiese entendido que entre la fé y la esperanza hay una dosis de desesperación innecesaria. Y que la vida está entre esas dos cosas: fé, porque la necesitas y esperanzas por joder. Después de mis 27 la vida parece un aterrizaje, no un destino. Estar bien o mal hoy tienen una connotación muy personal, muy instintiva. Lo que más me gusta es darme cuenta que, después de todas estas guerras para sentirme bien aún me gusta que me digan que me quieren. #vida #life #love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: